YT Venice - шаблон joomla Продвижение

  • 01

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 02

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 03

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 04

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 05

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 06

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 07

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

  • 08

    Protejamos Nuestras Reservas Naturales

Redes Sociales

Instituciones de la Sierra levantan su voz en Defensa del Parque Nacional Manolo Tavarez Justo

Mao.- Al celebrar hoy 5 de junio el día mundial del medio ambiente, organizaciones sociales, comunitarias y ambientalistas de todo el país, expresaron su alarma por la anulación por sentencia del Tribunal  Constitucional del Parque Nacional Manolo Tavares Justo, ubicado en la vertiente norte de la cordillera central correspondiente a la provincia Santiago Rodríguez.

 

Indicaron las organizaciones que esa decisión del Tribunal Constitucional traerá graves consecuencias para  los recursos naturales a mediano y corto plazo, pues de hecho en zona núcleo y de amortiguamiento del parque se viene realizando tala y corte de árboles nativos para los aserraderos y la ganadería intensiva.

Dr. Samuel Rivera R. impartió curso-taller ¨Monitoreo de Cuencas Bajo un Escenario de Cambio Climático¨

Mao.- Con gran éxito concluyó el curso – taller ¨Monitoreo de Cuencas Bajo un Escenario de Cambio Climático¨, en el marco del Proyecto: Cuencas Verdes, Adaptándonos al Futuro, Organizado por el Centro Naturaleza  del 27 al 29 de mayo del año en curso.

 

En el evento participaron instituciones públicas y privadas entre ellas el Ministerio de Medio Ambiente, Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el Instituto Nacional de Agua Potable, la Asociación  Dominicana de Bananos, Agencia para el Desarrollo de Valverde, el Instituto de Desarrollo del Noroeste entre otras.

Soeci afirma 80% de ríos están secos

La Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci) advirtió que más del 80 por ciento de las fuentes hidrográficas secundaria en el Cibao están secas, como consecuencia de la destrucción de los bosques.

Luis Polanco, director ejecutivo de la Soeci, atribuye también parte de esta realidad a que se han invadidos las zonas montañosas para la extracción de materiales, para el conuquismo o para urbanizar, mientras en algunos casos invasores destruyen la vegetación para construir casuchas, como ocurre en una comunidad de Tamboril.

El ambientalista lamentó la falta de acción de las autoridades y la poca visión del actual ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, cuyas acciones mantienen en un limbo las oficinas provinciales, ya que todo lo centrado en Santo Domingo. Además le atribuye ser permisivo ante las peticiones que hacen las mineras, mientras descuida la realidad ambiental que vive el país.

Para reflexionar

“Lamentablemente están pelando la cordillera septentrional para el conuquismo, la ganadería y los asentamientos humanos y como consecuencia de estos muchos río están secos”, precisó al reflexionar sobre la precaria situación de las fuentes acuíferas de la zona. Dijo que muchos de los río se nutren de las aguas servidas que salen de los hogares y que no son tratadas y que esas son las pequeñas corrientes que aún se observan en algunas cañadas.

“No nos estamos dando cuenta de la dimensión del problema ambiental, un día de estos no tendremos agua”, dijo para llamar la atención sobre la necesidad de prestar atención a la realidad que se vive y que muchos solo atribuyen a la sequía. En un recorrido por algunas comunidades se pudo comprobar como están secos los ríos Quinigua y Arenquillo de Villa González, mientras se ven los claros en las montañas.

INSTITUCIONES DE PAÍSES LATINOAMERICANOS Y DEL CARIBE SE REUNIERON EN GUATEMALA PARA PROMOVER SOLUCIONES DE ADAPTACIÓN PARA ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

A partir del Índice Global de Riesgos Climáticos 2018 de German Watch, los países, Cuba, Guatemala, República Dominicana y México son altamente vulnerables a los desastres naturales causados por el cambio climático. Además de la frecuencia y la intensidad de los eventos climáticos extremos como sequías o inundaciones, el índice toma en cuenta la vulnerabilidad y la resiliencia de la población en cada país. Los bosques intactos con alta biodiversidad reducen la vulnerabilidad de la población en las cuencas hidrológicas frente a eventos climáticos extremos.

 

La deforestación y la falta de protección de los bosques en las cuencas de los países mencionados aumentan el riesgo de inundaciones por lluvias fuertes y sequías, así como afectaciones a sectores productivos como agricultura, ganadería y silvicultura.

 

A menudo, las poblaciones vulnerables al cambio climático no cuentan con la capacidad necesaria para incluir estrategias de adaptación en sus actividades cotidianas, o bien, las soluciones más comunes representan un costo elevado.

 

Para hacer frente a esta situación, el pasado 17 de julio del 2018 se presentó el proyecto “Cuencas Verdes: Adaptándonos para el futuro”, una iniciativa regional que busca la adaptación al cambio climático a través de soluciones basadas en la naturaleza, beneficiando a las personas y a los ecosistemas de los que dependen.

 

“Cuencas verdes: Adaptándonos para el futuro” será efectuado hasta al 2022 en cuatro países de Latinoamérica y Caribe por las siguientes organizaciones: Pronatura México y Agroder en México, Defensores de la Naturaleza en Guatemala, Centro Naturaleza en República Dominicana y UPSA/CITMA, Sistema Nacional de Áreas Protegidas en Cuba, con el apoyo de OroVerde Fundación del Bosque Tropical de Alemania y fomentado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de la República Federal de Alemania en el marco de la Iniciativa Climática Internacional.

A través de “Cuencas Verdes” se buscará fomentar la implementación de medidas de adaptación basadas en ecosistemas (AbE) en cuencas prioritarias de los cuatro países antes mencionados, así como fortalecer las capacidades de las comunidades locales para lograr implementar las mismas, buscando dar continuidad por medio de la creación de mecanismos de financiamiento con la participación del  sector privado y la incidencia en las políticas públicas de cada país, como por ejemplo, las estrategias nacionales de adaptación.

 

“Cuencas verdes” es un claro ejemplo de colaboración internacional en la lucha contra  el cambio climático al apoyar la  implementación de las medidas AbE para hacer frente a los efectos del cambio climático y promueven la adaptación y conllevan múltiples co-beneficios para la biodiversidad y el bienestar de las  personas.

Intervenir el río Yaque del Norte evitaría las inundaciones

Si lo que se quiere es reducir significativa las inundaciones en la parte baja del Yaque del Norte, y evitar daños a la agropecuaria, en zonas como Montecristi y Mao, entonces hay que realizar tres tipos de intervenciones y lograr un manejo integrado de la cuenca.

En eso coinciden varios expertos cuando elCaribe les aborda sobre el tema, a propósito de las inundaciones recientes y las de finales del año 2016, que afectaron cientos de tareas de cultivos de banano y de otros rubros, situación que ha puesto a preguntarse si se requiere otra presa para esa zona que ayude a controlar las aguas.

Los tres tipos de intervenciones que se requieren, según aconseja el experto en hidráulica, Gilberto Reynoso, son: adecuación del cauce actual del Yaque; eliminar los obstáculos por obras construidas, que limitan el movimiento del agua, y adecuar el sistema de drenaje natural principal del río.“Hay que devolverle a ese río su capacidad para sacar fuera del área caudales extraordinarios, porque su cauce ha perdido más del 70% de su capacidad de conducción, debido a la sedimentación del cauce”, asegura Reynoso.

Mientras, el profesor Martín Meléndez, experto en gestión de desastres y coordinador de la maestría en Recursos Hidráulicos del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), plantea que “la construcción de una presa no es algo tan fácil como sacarse una muela”, y sugiere que de lo primero que debe hablarse es de un manejo integrado de la cuenca. “Y si al manejar la cuenca se ve como imprescindible hacer una presa para controlar las inundaciones y el flujo de agua, entonces se puede pensar en construirla”, indica. Desde la óptica de Gilberto Reynoso, entre las obras que obstaculizan el flujo del agua hacia el mar, está la carretera Montecristi-Dajabón. “Hay que hacerle las obras de cruce adecuadas, que permitan que las aguas de crecidas pasen a través de esas obras de cruce hacia el Atlántico”, plantea.

https://storage.googleapis.com/mmc-elcaribe-bucket/uploads/2017/10/5e7e7e4f-rio-yaque-de-el-norte-rf.jpg 1280w" alt="" width="1171" height="703">

Y agrega que otro tipo de obra básica es la de adecuar toda la red de drenaje natural en ambas márgenes del río Yaque del Norte. Reynoso, que tiene experiencias en distintas obras hidráulicas realizadas en el país, explica que cuando los ríos se ponen viejos comienzan a abandonar cauces y se desvían. “Entonces hay muchos cauces naturales en ambas márgenes que es necesario limpiar, adecuar y devolverles la capacidad, para que sean una especie de aliviaderos a la corriente del propio cauce del río”, explica.

Sostiene que en el caso de la población de Castañuela, está entre dos cauces. Al norte, está en un cauce abandonado del río Yaque del Norte, que se llama río viejo; y al sur, está el cauce antiguo del río Yaque. “Los dos cauces hay que limpiarlos y adecuarlos para que pueda fluir el agua”, insiste. La adecuación a la que hace referencia Reynoso consiste en ensanchar el cauce del río Yaque y profundizarlo, minando todo el sedimento y la vegetación que se ha acumulado en su cauce, ya que tiene en algunos sitios matas de palma de 15 y 20 metros de altura en el mismo cauce, y todo eso obstaculiza el movimiento del agua hacia abajo.

De acuerdo con informaciones obtenidas por este diario, del lado del Gobierno, en el caso concreto de la Linea Noroeste, se está planteando como medida complementaria la construcción de la presa de Ámina y la construcción de otra presa, aguas arriba de Tavera-Bao, para completar la regulación de los cuatro grandes ríos de la cuenca del Yaque del Norte. Hasta ahora, el complejo Tavera-Bao y Monción son las tres presas que controlan los caudales de los tres principales ríos de la zona.

Resultado de imagen para Yaque del Norte

Se requiere un estudio en todas las cuencas de RD

Los expertos del Intec, en temas de agua, entre los que figura Meléndez, aseguran que “ha quedado demostrado que varias presas funcionan mucho mejor que una presa grande”. Lo primero que tendría que hacerse es un estudio de la cuenca y hacer un plan de manejo de por dónde vienen las aguas, qué cantidad de sedimento. No es tan sencillo decir ‘vamos a hacer una presa’. Claro, una de las soluciones para controlar las inundaciones son las presas, pero no es solo eso, y cuando se va a realizar un estudio, tú no puedes estar predispuesto con una sola opción”, indica Meléndez. Y sugiere que el Gobierno debiera realizar un estudio de la cuenta (no solo en la parte Noroeste), sino en todo el país, y a partir de ahí tomar decisiones. “El país debería abocarse a realizar un estudio sobre cómo manejar nuestras cuencas. Ese estudio debió haberse realizado hace 50 años y no se ha hecho”, indica el profesor del Intec. Y agrega: “La Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (UERS), está muy interesada y dando importancia a los puntos en los que nosotros detectamos que pueden hacerse mini-centrales hidroéctricas. Plantea que los estudios integrales que se requieren pueden hacerlos hasta con estudiantes que dediquen sus tesis a esos temas”.

Por Martín Polanco / elcaribe.com.do

Search